Medicina Bioestética

Centro Médico Medicina General Medicina Bioestética Prevención cardiovascular BEMER: Salud Microcirculatoria

Medicina bioestética y cosmética natural

 

El área de Medicina Bioestética y Cosmética Natural emplea el tratamiento de PRP (Plasma Rico en Plaquetas) aplicado con la técnica de la mesoterapia y consigue unos grandes resultados en el rostro y el cabello que, a diferencia de otros tratamientos como el botox o el ácido hialurónico, perduran en el tiempo. Se trata de una técnica poco invasiva, fácil de aplicar y asequible.

El PRP es una concentración de plaquetas del propio paciente en un solo volumen de plasma, que se usa también en el área de implantología dental y en la medicina deportiva y estética. Se obtiene a través de una simple extracción de sangre y se aplica de manera subcutánea con microinyecciones.

Rejuvenecimiento de la piel
El plasma contiene agua, proteínas, glucosa, iones minerales, hormonas, dióxido de carbono, las propias plaquetas y células madre. Durante la aplicación del PRP en la zona del cuerpo correspondiente, gracias a las proteínas, las células madre se adhieren al tejido y activan la regeneración en la zona. Aplicado en el rostro, el plasma rejuvenece, tonifica y recupera la elasticidad, ya que regula los mecanismos indispensables para el equilibro natural de la piel. El PRP regenera el tejido, inhibe la oxidación y estimula los fibroblastos para producir colágeno, la elastina o la fibrina.

Crecimiento del cabello
La aplicación del plasma en el cuero cabelludo consigue fortalecer el cabello y mejorar su crecimiento. La técnica nutre y estimula el folículo piloso, encargado de hacer crecer el pelo. Se calcula que cada folículo puede hacer crecer entre uno y cuatro cabellos, aunque en determinadas épocas o ciclos puede llegar a crecer sólo uno o ninguno. Gracias al PRP, se rejuvenece el folículo, con lo que estimula la producción y se puede recuperar parte del cabello perdido.

Se recomienda realizar tres sesiones con intervalos de 4 a 6 semanas entre cada tratamiento. La técnica es compatible con llevar una vida normal y únicamente queda descartada para pacientes que hayan pasado por algún proceso de cáncer o sean portadores del virus de la hepatitis. Únicamente es necesario no tomar antiinflamatorios o anticoagulantes los cinco días previos a la administración del tratamiento.

La responsable de esta nueva área es la doctora Diana Flores (número de colegiada: 47.883), médico investigadora en el área de cosmética y dermatología.

Medicina bioestética y cosmética natural