Analítica celular: análisis cualitativo a escala microscópica

Analítica celular: análisis cualitativo a escala microscópica

El área de Medicina Celular de Arvila Magna, que dirige el Dr. Hilu, es determinante para prevenir enfermedades y encontrar la raíz de disfunciones que alteran el conjunto del organismo

El Dr. Raymond Hilu es un reconocido especialista médico, con amplia formación en diferentes disciplinas relacionadas con la salud y una dilatada trayectoria profesional. En la Clínica Arvila Magna es el responsable del área de Medicina Celular.

Dentro del área que dirige el Dr. Hilu destaca la analítica celular, que examina exhaustivamente los posibles desequilibrios morfológicos en las células que pueden ser causa de disfunciones y enfermedades. Gracias a este estudio microscópico, se aborda directamente el origen de las dolencias, de manera más completa que una mera observación protocolizada de los síntomas del paciente.

“La analítica celular examina una gota de sangre con un microscopio de última generación, de 65.000 aumentos y diferentes filtros, que impide cualquier contaminación de la muestra”, explica el Dr. Hilu. Así se consigue tratar del modo más personalizado posible la dolencia de cada paciente, por ejemplo, en casos de cáncer, fibromialgia, patologías cardiovasculares e infecciosas, o también enfermedades de difícil diagnóstico.

El científico alemán Günther Enderlein fue, en los años 30, uno de los pioneros en el análisis celular de la sangre, y el Premio Nobel de Medicina español, Severo Ochoa, uno de sus más ilustres continuadores. El Dr. Hilu, experto en esta línea de investigación médica, subraya que la analítica celular desempeña un papel crucial en la prevención de enfermedades, incluso con años de antelación. Ayuda a predecir, entre otras dolencias, riesgos en el sistema inmunológico; fatiga crónica; patologías cardiovasculares; afectaciones respiratorias, hepáticas y renales; y enfermedades oncológicas.

Diferencias con la analítica convencional

La analítica celular es diferente a los análisis de sangre convencionales. Utiliza una gota de sangre fresca y registra la actividad microbiana, la condición de las células y anomalías que no se tienen en cuenta en las analíticas convencionales.

Con frecuencia, los análisis que conocemos muestran unos parámetros numéricos totalmente normales, a pesar de que los pacientes arrastran problemas de salud de diversa consideración. El análisis celular permite ir más allá, ya que maneja datos cualitativos. Así, por ejemplo, aunque el número de glóbulos rojos sea normal, puede indicar que los hematíes están demasiado pegados entre sí, causa de una mala oxigenación. Esta información cualitativa, combinada con el historial médico del paciente, permite entender mucho mejor qué sucede en su organismo.

“La información que aporta la analítica celular es cualitativa, de comportamiento celular”, subraya el Dr. Hilu, quien la considera fundamental para completar la información cuantitativa que proporcionan las analíticas convencionales.

Tras conocer el porqué de un desequilibrio con este grado de precisión, el siguiente paso es tratar de corregirlo mediante la medicina integrativa y predecir qué anomalías celulares podrían desencadenar enfermedades futuras. “Siempre que sea posible, mediante métodos no invasivos y con el mínimo de efectos secundarios”, puntualiza el Dr. Hilu. Una máxima que rige la práctica de todos los profesionales de Arvila Magna.