Cosmética industrial, cómo repercute en tu salud.

 

Se estima que cada día, una mujer puede consumir una media diaria de 12 productos cosméticos con 160 ingredientes distintos. En caso de los hombres, la mitad de productos.

Entendemos producto cosmético a todo lo que se aplica en nuestro cuerpo, es decir: champú, gel de ducha, cacao labial, geles o espumas de afeitado, pomadas, cremas, pasta de dientes, desodorante, maquillajes, desmaquillantes, etc.

Y lamentablemente, esta cosmética industrial que consumimos y disponible en todos los supermercados, se compone de una gran cantidad de sustancias químicas tóxicas que son peligrosas para nuestra salud.

Sustancias como parabenos, parafinas, ftalatos, formaldehido o polietilenglicol son habituales en este tipo de cosmética. Es esencial, por tanto, prestar mucha atención a las etiquetas de los productos que usamos a diario para detectar este tipo de sustancias. Quizá estemos, sin saberlo, envenenando poco a poco a nuestro cuerpo.

Siempre os hablamos de llevar una buena alimentación y de evitar en la medida que podamos todo tipo de alimentos ultraprocesados, puesto que no serán de ayuda en la recuperación si padecemos de alguna enfermedad, y porque será más fácil enfermar si disfrutamos de buena salud. Pues algo parecido sucede con la exposición continuada de tóxicos absorbidos a través de nuestra piel. En tal sentido, recurrimos habitualmente al símil de lo que hacían nuestros abuelos: si ellos no consumían alimentos elaborados de manera industrial, tampoco utilizaban productos cosméticos en los niveles que nos hemos plantado las últimas décadas.

Quizás en esta vorágine de industrialización en la que nos veamos envueltos, es difícil no consumir dichos productos, puesto que nos llevaría a vivir en una burbuja difícil de sostener. Pero lo que creemos importante es primero, ser muy conscientes a lo que estamos exponiendo continuamente, y luego encontrar el equilibrio para ayudar en lo máximo de lo posible a nuestro cuerpo en cuestión de tóxicos.

¿Por qué la cosmética presenta índices elevados de productos tóxicos?

Para que un producto determinado tenga una textura, un olor y una caducidad cómodas para el público en general, se incluyen en su fórmula un sinfín de aditivos y sustancias químicas creadas en laboratorio que son verdaderos ingredientes tóxicos. ¿Por qué? Principalmente porque las grandes corporaciones utilizan los productos son más baratos y fáciles de utilizar. Pero hay otros motivos fundamentales:

Cuando se crea algo en un laboratorio, la patente proporciona grandes cantidades de dinero al fabricante. Piensa que cuando algo es natural, ofrecido por la naturaleza, no se puede patentar.

Resulta mucho más barato para un fabricante elaborar sustancias conservantes, colorantes o emulsionantes en un laboratorio que recolectarlas de la naturaleza con procedimientos ecológicos.

Así por ejemplo, se puede encontrar fácilmente derivados de petróleo en cacaos labiales como petrolatum, parafina líquida, etc. que taponan los poros, sin dejar respirar a la piel.

¿Cómo repercute en tu salud el uso de cosmética industrial?

La piel presenta un papel muy importante en la penetración de tóxicos. Una vez que la absorción ha tenido lugar, la sangre distribuye el tóxico por el organismo. De esta manera, pasa rápidamente a los tejidos con flujo sanguíneo elevado (pulmón, riñón, cerebro, hígado) y, a la vez, a los compartimentos de flujo menor como los músculos y, de forma más lenta, al tejido adiposo y óseo. Muchas de esas sustancias son disruptoras hormonales y están vinculadas a alergias, cáncer y con otras de nueva aparición como el síndrome de hipersensibilidad química.

Además, cuando aplicamos la mayoría de cosméticos es al salir de la ducha,  y hay que tener en cuenta que si la piel está húmeda y ha sido sometida a altas temperaturas, es cuando los poros están abiertos y, como consecuencia, las cremas y antitranspirantes se filtran mejor, y con ello los tóxicos.

Las sustancias se distribuyen de forma homogénea o bien de forma selectiva, ya que pueden existir tejidos con afinidad distinta por el tóxico. Los tóxicos pueden acumularse en los tejidos por los que tengan mayor afinidad, que pueden o no coincidir con el lugar donde ejercen su acción tóxica.

Hay que resaltar ante todo que los productos que llegan a los comercios pasan un control, pero también es cierto que a veces se desconocen los efectos a largo plazo de algunos de sus ingredientes químicos. De hecho, la Organización Mundial de la Salud alertó hace años en un informe realizado conjuntamente con Naciones Unidas de que «muchas sustancias químicas sintéticas cuyos efectos sobre el sistema hormonal todavía están por investigar podrían tener importantes repercusiones en la salud» Gif by Mariemainguy

¿Por qué utilizar cosmética natural?

La primera razón tiene que ver con la salud. Los cosméticos naturales han eliminado de sus fórmulas sustancias químicas como los parabenos, perfumes sintéticos, aluminios, colorantes… y las han sustituido por ingredientes de origen natural, compuestos por extractos de plantas, aceites vegetales y esenciales, mantecas, ceras y perfumes extraídos de la naturaleza que el cuerpo sí reconoce y de los que sabe aprovechar al máximo sus propiedades”. Y todo eso hace que, al no contener ingredientes sintéticos, se adapten a nuestra piel de forma natural, minimizando posibles alergias o problemas en la piel, y por ende al esto de nuestro organismo.

Aunque para nosotros también existen razones éticas, como el respeto a los animales, hay que buscar marcas que garanticen que no se experimente con ellos en los procesos de creación de los productos. Y por supuesto que sean biosostenibles y amables con el medio ambiente, tanto en sus envases, como con sus formulaciones que acaban filtrándose a través del agua a nuestros ríos y mares. Este verano por ejemplo, os hablábamos de cómo se habían detectado acumulación de componentes químicos de cremas solares en el pescado que consumimos.

Sobre de cómo cuidar nuestra piel de manera natural, hablaremos el próximo miércoles 9 de Octubre en el Espacio de Formación de Arvila Magna.

En esta charla taller, aprenderemos a cuidar la piel, tanto a nivel cosmético como terapéutico, con un producto totalmente natural. La casa Piabeli garantiza que todos los componentes que utiliza en la elaboración de sus productos son de procedencia vegetal, excluyendo la cera de abeja, utilizada como producto base en la elaboración de sus cremas. En la elaboración de sus productos, también garantiza que no utiliza maquinaria pesada, ni genera residuos tóxicos durante el proceso de fabricación.

Tratar problemas de piel mediante cosmética natural Piabeli.

Plazas limitadas. Demostración y muestras gratuitas.

Para reservar tu plaza:

mail: formacion@arvilamagna.com

telf: 93 611 08 69