¿Estoy enganchado al teléfono móvil?

¿Estoy enganchado al teléfono móvil?

La excesiva dependencia de las nuevas tecnologías está creando un trastorno que afecta cada vez a más personas. Los psicólogos pueden ayudar a resolver esta adicción

En el metro, en una sala de espera, en la cola para pagar en el supermercado, en el trabajo, en el cine, en plena conversación entre amigos, en el sofá, en la cama justo antes de ir a dormir… La imagen de una persona consultando su teléfono móvil es, seguramente, una de las acciones que vemos más veces repetida a nuestro alrededor. Estos pequeños dispositivos han cambiado las rutinas hasta puntos insospechados y las adicciones a las nuevas tecnologías ya son una realidad de nuestro tiempo.

“El problema no es la tecnología en sí, sino el mal uso que hacemos de ella. El trastorno aparece cuando el móvil pasa de ser una herramienta de mejora de la calidad de vida a una distorsión de tu vida”, explica el psicólogo de Arvila Magna Xavier Vicent. Sin darnos cuenta, la consulta constante y dependencia excesiva del e-mail, las redes sociales o el WhatsApp llega a alterar el día a día de una persona. Igualmente, si eres de los que se angustia si se deja el móvil en casa o se le acaba la batería puedes estar experimentando este tipo de alteración de la conducta.

Los profesionales hablan de ‘adicción’ y de una serie de circuitos adictivos que desencadenan en este trastorno psicológico. La palabra puede asustar un poco: “Muchas veces la gente vincula una adicción a las sustancias tóxicas y, por este motivo, cuesta aceptar que exista un problema de estas características relacionado directamente con los teléfonos móviles”, razona Vicent.

Este trastorno está apareciendo en todo tipo de personas, especialmente en adolescentes y adultos hasta los 40 años. Afecta a todos los sexos, sin distinción del nivel socioeconómico y se manifiesta especialmente en profesionales con responsabilidades que miran compulsivamente su correo electrónico o en jóvenes enganchados a las redes sociales y a populares juegos online como el Candy Crash o el Clash of Clans.

¿Cómo detectarlo y abordarlo?

Como explica Xavier Vicent, “estos casos van a más: solo hace falta sentarse en un bar y ver cómo cinco o seis personas a tu alrededor están enganchados al móvil”. De hecho, expertos en psicología y psiquiatría están analizando cómo abordar este trastorno e incluirlos en los manuales.

Pero, ¿cómo identificar y abordar este problema? En la práctica, no es cuestión de cuántas veces se consulta el smartphone dado que cada caso es diferente pero una buena prueba para detectar una posible adicción es ver si uno es capaz de dejar una semana su teléfono en casa. “Cuando una persona tiene dolor de cabeza durante varios días acaba yendo a la consulta del médico. Si en este caso el problema también dura, hay que ir a pedir ayuda”, señala Vicent, que sugiere la siguiente secuencia: “Darse cuenta de ello primeramente y después incorporar las pautas de conducta y trabajar el autocontrol pueden ayudar a hacer un uso racional del móvil y un profesional de la psicología puede ser de gran ayuda en este proceso”.

La falta de educación en el uso de las nuevas tecnologías es también un aspecto a tener en cuenta: “Nuestros hijos lo verán diferente porque en el colegio hay tabletas y ven móviles a todas horas, pero a los adultos nos faltan muchos mecanismos para asimilar estas tecnologías”.

Como la mayoría de expertos, Xavier Vicent considera que el veto o la prohibición de los smartphones no es la solución, ni aun en el caso de menores de edad. La clave es aprender a hacer un uso racional de estos dispositivos y lo ideal es realizar sesiones individualizadas para analizar mejor un determinado comportamiento, corregir posibles errores y reorientar la conducta.