La Clínica Arvila Magna abre sus puertas en la Casa Comalat de Barcelona

La Clínica Arvila Magna abre sus puertas en la Casa Comalat de Barcelona

Los doctores García-Valdecasas y Anguita y el ex tenista Jordi Arrese asistieron a la inauguración del centro especializado en medicina integrativa

“Hoy no estaríamos aquí y esto no sería posible sin la ayuda de muchos amigos… y de mi madre, que en el último año ha pasado un proceso complicado”. Con estas emotivas palabras el D.O. y director de la clínica Arvila Magna, Quim Vicent, daba por inaugurado el nuevo centro especializado en medicina integrativa.

Quim Vicent y el Dr. Raymond Hilu, especialista en medicina celular, fueron los anfitriones de la apertura de la clínica Arvila Magna, que contó con la asistencia de personalidades del mundo de la salud y el deporte como el Dr. Juan Carlos García-Valdecasas, el Dr. Augusto Anguita y el ex tenista y ex capitán español de la Copa Davis Jordi Arrese, entre otros.

El Dr. Hilu, libanés de nacimiento, explicó que el secreto de los excelentes resultados se centra en un trato muy personalizado de la clínica y extendió la mano a otros centros sanitarios para colaborar.

Arvila Magna es un centro especializado en medicina integrativa que ofrece tratamientos multidisciplinares: osteopatía, fisioterapia, acupuntura, medicina celular, clínica dental y psicología.

Tratamientos multidisciplinares

jordi_arrese_300

Arriba, Quim Vicent, Raymond Hilu y Juan Carlos García-Valdecasas. Aquí, Jordi Arrese y Quim Vicent

Su método permite obtener buenos resultados en muchas patologías que habitualmente son abarcadas desde una sola especialidad, como problemas oncológicos, disfunciones durante el parto, hernias discales, desórdenes neurológicos, fibromialgia o migrañas, entre otras.

La nueva clínica ha escogido como sede el entresuelo de la Casa Comalat, una joya del modernismo poco conocida, obra de Salvador Valeri i Pupurull. El edificio se inspira en la naturaleza, el cuerpo humano y el esqueleto, que sintonizan de manera perfecta con la filosofía del centro.

En el entresuelo de la Casa Comalat encontramos columnas que simulan huesos largos de extremidades, con una aparente articulación central, y formas de calaveras en los balcones, junto a un trabajo cerámico de una policromía espectacular. Curiosamente, entre los años 1935 y 1950, en el entresuelo de la Casa Comalat, justo en el mismo espacio donde ahora se ubica la Clínica Arvila Magna, hubo un centro médico.