La hidroterapia de colon, fuente de salud para el conjunto del organismo

La hidroterapia de colon, fuente de salud para el conjunto del organismo

Arvila Magna llega a los 3.000 tratamientos de esta técnica de depuración, que genera grandes beneficios en el organismo y consigue eliminar hasta 2 kilos por sesión

La hidroterapia de colon se consolida. Esta técnica, que consiste en un lavado profundo y completo del intestino grueso, permite retirar del organismo residuos fecales antiguos, consigue mejorar el funcionamiento del colon y conlleva diversos beneficios para la salud. La hidroterapia está teniendo muy buena aceptación y, de hecho, la Clínica Arvila Magna ha superado recientemente la práctica de 3.000 sesiones de esta técnica en su centro.

El intestino grueso o colon mide unos 1,5 metros de largo y puede llegar a alojar hasta 8 kilos de heces, que son fuentes de toxinas y pueden favorecer el crecimiento de bacterias y hongos. Esta acumulación de residuos en las paredes y pliegues de esta parte del cuerpo suele comportar múltiples alteraciones y enfermedades, y puede provocar alergias, migrañas, insomnio o irritabilidad.

Las flatulencias y dolores abdominales son otras de las molestias más habituales que se derivan del exceso de materia residual y que pueden mejorar de forma significativa o desaparecer con esta limpieza intestinal. En cada una de estas sesiones, el paciente suele perder hasta 2 kilos de peso.

La técnica se realiza con un moderno sistema de bombeo de agua a presiones moderadas, que consigue desincrustar los restos fecales. Para que los resultados sean notables es aconsejable recibir cinco o seis sesiones, ya que en las primeras sólo se consigue una limpieza parcial. En algunos casos se recomiendan incluso más de diez sesiones. Una vez realizado el tratamiento, se puede mantener el buen estado intestinal con una o dos sesiones de mantenimiento al año.

Beneficios en todo el organismo

El beneficio más destacable de la hidroterapia de colon es la depuración del organismo al eliminar directamente los residuos y toxinas del colon. Sin embargo, las mejoras van mucho más allá. Los pacientes notan una liberación de la presión en la zona abdominal y desaparecen dolores musculares de la zona. Además, la hidratación de la piel también mejora tras este tratamiento.

También consigue buenos resultados en casos de problemas de peso. Puede ayudar a adelgazar a personas con sobrepeso u obesidad y, al mismo tiempo, contribuir a aumentarlo en personas delgadas. Este último caso se da gracias a la mejora de la absorción de nutrientes que permite la puesta a punto del colon.

La hidroterapia de colon es considerada también una terapia de relajación, dado que la limpieza intestinal consigue rebajar situaciones de estrés de nuestro organismo. Los pacientes que se han sometido a estos tratamientos notan un mayor bienestar y una sensación de ligereza.

Además, combinada con otras técnicas paralelas, la hidroterapia ayuda a mejorar varios problemas de salud. Así, por ejemplo, se han corroborado resultados positivos en casos de artritis, obesidad, hemorroides, psoriasis, dispepsia, candidiasis, eccemas o retención de líquidos.

Cada una de las sesiones dura alrededor de 45 minutos y únicamente se requiere que el paciente lleve una dieta adecuada los días anteriores a la realización de la práctica. La terapia no es posible en algunos pacientes con cáncer de recto o intestino grueso, con fisuras anales o del colon, hemorroides severas, anemia severa o cirrosis, entre otros casos.