Nuestra clínica dental: un enfoque global

Nuestra clínica dental: un enfoque global

La clínica dental de Arvila Magna fusiona la odontología convencional con la biológica

Los dientes son órganos anatómicos vivos que interactúan con el resto del organismo. No son elementos aislados, sino parte de nuestro cuerpo que reacciona ante el malestar o la enfermedad. Por ello, nuestra clínica dental trata los problemas dentales desde una perspectiva global e integral, buscando las causas profundas.

Los dientes son órganos anatómicos vivos que interactúan con el resto del organismo. No son elementos aislados, sino parte de nuestro cuerpo que reacciona ante el malestar o la enfermedad. Por ello, nuestra clínica dental trata los problemas dentales desde una perspectiva global e integral, buscando las causas profundas. “La diferencia entre nuestra clínica dental y otras clínicas”, explica Almudena Martín, odontóloga de Arvila Magna, “es que buscamos las relaciones que existen entre la boca y el cuerpo, a través de la matriz extracelular, a través de los meridianos, del sistema nervioso o de nuestra postura”.

Y es que los profesionales de Arvila Magna, sean osteópatas u ortodoncistas, trabajan conjuntamente, porque la atención bucal es imprescindible y va más allá del diente. En muchas patologías (hernias discales, migrañas, contracturas musculares, dolor de espalda, vértigos, fibromialgia…) podemos mejorar la situación individual del paciente a través de una visión integral de su dolencia, por ello, en nuestra clínica dental trabajan los mejores profesionales en cada una de las diferentes disciplinas.

Además de un tratamiento integral de las dolencias dentales, trabajamos con materiales biocompatibles que minimizan los efectos secundarios de las cirugías, y asimismo nos valemos de terapias naturales para mejorar la salud de nuestros pacientes. Por ejemplo, usamos suplementos ortomoleculares de vitaminas y minerales, combinamos medicamentos homeopáticos (homotoxicología), tratamos los dientes como parte del sistema nervioso (odontología neurofocal) y administramos procaína en determinadas zonas del cuerpo con fines terapéuticos, lo que se conoce como terapia neural.

Terapias de última generación

Todas estas técnicas se combinan con el uso de plasma rico en factores de crecimiento y las prótesis sin metal y de materiales biocompatibles (policerámicos, de zirconio, etc., libres de mercurio, metales y bisfenol A), que promueven la regeneración de los huesos y los tejidos blandos en las operaciones dentales. Eliminando tóxicos y materiales alérgenos, eliminamos también futuras patologías.

Además, clínica Arvila Magna también ofrece un servicio único: la planificación 3D de las rehabilitaciones orales. “Es decir”, explica Almudena, “el paciente que ha perdido sus dientes y necesita reponerlos puede hacer un estudio tridimensional por ordenador donde verá confeccionados sus dientes antes incluso de empezar su tratamiento”. Esto se complementa con un test específico para detectar los metales pesados que el paciente pueda tener en su cuerpo y encontrar la mejor manera de eliminarlos, siguiendo un protocolo de seguridad recomendado por la IAOMT (International Academy of Oral Medicine and Toxicology).

El objetivo último de los tratamientos dentales de la clínica Arvila Magna es que el paciente cure su boca y, asimismo, el resto de su cuerpo. Porque observando el cuerpo como un organismo global, es como entendemos nuestra profesión.