Rejuvenecer de manera natural

Rejuvenecer de manera natural

Los tratamientos con plaquetas permiten conseguir mejoras de belleza y estética a partir de una simple extracción de sangre

Nuestro cuerpo tiene muchas funciones y habilidades extraordinarias, reacciones y respuestas que no dejan de sorprendernos. Como ocurre con la cicatrización de las heridas, un proceso mediante el cual el organismo se sana a sí mismo actuando de forma inmediata y local. Sufrimos un rasguño o un corte en la piel y la sangre empieza a coagularse para sellar la herida. Es nuestra sanadora. Tarda más o menos, pero nuestro cuerpo reacciona para cicatrizar de manera natural y sin provocar reacciones adversas.

Esto se debe a los “poderes” de nuestra sangre. Las células, minerales, proteínas y vitaminas y otros nutrientes que contiene sirven precisamente para rejuvenecer el tejido y de aquí que se produzca la cicatrización. Pero más allá de la propia cicatrización, la regeneración celular natural que se produce en nuestro cuerpo permite actuar en tratamientos de salud y belleza y fomentar el rejuvenecimiento de nuestras células. Para aprovechar aún más estos beneficios, se está fomentando el Plasma Rico en Plaquetas (PRP) como una alternativa eficiente y natural a muchos tratamientos.

El PRP se obtiene a partir de un centrifugado de nuestra sangre tras un análisis. Con este proceso, los nutrientes se pueden separar y las plaquetas se pueden localizar y aglutinar. Esta concentración de plaquetas es una gran fuente de nutrientes y, al aplicarse en una zona determinada, consigue estimular los tejidos y acelera la regeneración, todo ello de manera natural.

Tratamiento de belleza

Uno de los usos más novedosos del PRP es la aplicación del plasma a través de la mesoterapia, es decir, a través de infiltraciones subcutáneas. Se trata de un avance técnico que Arvila Magna está implantando desde hace unos meses y que está teniendo una buena acogida entre los usuarios de la clínica. Los pacientes que lo han experimentado cuentan que a los pocos días de haber recibido el tratamiento ya notan una piel mucho más joven y radiante, con más brillo y firmeza. Además, el hecho de contar con plasma del propio paciente genera seguridad, y sus resultados aparecen de manera rápida y duradera en el tiempo.

De momento, el PRP con estos fines se está usando con mujeres de más de 30 años y principalmente en la zona del rostro, en búsqueda de una piel más firme. Este tratamiento también se puede aplicar en otras zonas del cuerpo y además de esta función más estética, se conocen experiencias positivas en odontología y en algunos procesos quirúrgicos y cosméticos.

Además de su origen 100% natural, la dosificación mediante la mesoterapia es el otro punto fuerte de esta nueva práctica de salud y belleza. Este tratamiento, que también tiene una amplia gama de aplicaciones, es mínimamente invasivo e indoloro y ofrece unos resultados muy seguros. Al tratarse de micropinchazos, se puede interceder mejor en la zona de tratamiento. El uso del plasma, acompañado de multivitamínicos y silicio orgánico ofrece resultados de una manera más rápida.