El síndrome premenstrual, cuando ser mujer duele


Cada mes, las mujeres en edad fértil tienen la menstruación. La teoría dice que el ciclo menstrual debería producirse cada 28 días, si bien no todas las mujeres son regulares, considerando, la medicina, que puede haber ciclos normales que duren desde 21 días hasta 40. En este artículo nos vamos a centrar en el malestar que ocurre entre una y dos semanas antes de la regla: el síndrome premenstrual (SPM).

Los síntomas desaparecen cuando lo hace la menstruación o pocos días después, pero para las mujeres que padecen este cuadro de forma severa, y que son una de cada diez, estos días pueden ser una verdadera tortura. Se han registrado hasta 150 síntomas dentro del SPM, siendo los más comunes: el cambio de humor, irritabilidad y nerviosismo, la tensión y/o dolor en los pechos, sensación de plenitud o de gases, estreñimiento o diarrea, dolor de cabeza, menor tolerancia al ruido o las luces, antojo por determinados alimentos, aumento de apetito y sed, fatiga, acné.

Más frecuente en las féminas de entre 25 y 35 años, las causas del síndrome premenstrual se desconocen, si bien hay varias hipótesis. Una de ellas es un desequilibrio entre los estrógenos y la progesterona, produciéndose un aumento de los primeros. Esto provocaría retención de agua y sodio, causando edema generalizado y aumento de peso, y dando lugar a los síntomas típicos.

También se afirma que hay un componente psicológico en el SPM, pues parece que las personas con gran carga emocional son más susceptibles de padecerlo, si bien no se puede decir que sea la causa definitiva. Otra teoría es que se trata de la forma en que el organismo responde ante alteraciones de neurotransmisores neuronales como las beta-endorfinas.

Por otro lado, la mala nutrición, la hipoglucemia, los niveles bajos de calcio o magnesio y la deficiencia de vitamina B6, son condicionantes implicados en el malestar.

Probablemente no haya un origen único y sea la combinación de diferentes factores lo que cause este síndrome, que también se agrava con el estrés.


Recomendaciones para aliviar el SPM

A pesar de los múltiples factores implicados en el SPM, existen una serie de recomendaciones generales que pueden contribuir a rebajar el proceso inflamatorio generalizado y llevar mejor el síndrome:

  • Mantener una dieta rica en frutas y verduras, baja en sal y bebiendo agua de forma moderada en los días previos a la regla para evitar la retención de líquidos. La remolacha y la zanahoria en zumo son muy recomendables.
  • Reducir o eliminar el azúcar (especialmente el refinado), el alcohol y el café.
  • Eliminar carne roja, lácteos y embutidos, para frenar el proceso inflamatorio.
  • Evitar los alimentos procesados.
  • Practicar alguna técnica de relajación como el yoga o la meditación y evitar el estrés.
  • Hacer ejercicio de forma regular, para estimular las endorfinas del cuerpo, eliminar líquidos y estimular la circulación. Si no es posible, caminar es otra posibilidad accesible para todas.
  • Practicar el sentido del humor y realizar actividades lúdicas y motivadoras.
  • Suplementos como el aceite de onagra (regulador hormonal), la vitamina B6 y el magnesio pueden complementar el tratamiento del síndrome premenstrual.
  • La manzanilla en infusión y la linaza en polvo también pueden ayudar a regular los estrógenos y aliviar la sintomatología.

En caso de un agravamiento de los síntomas consulta con tu especialista de salud. En Arvila Magna tenemos especialistas formados en Osteopatía Ginecológica y Obstétrica que pueden ayudar a paliar el SPM.